ESCRITOS >> Notas | Poemas | Preguntas y respuestas | Calendario de las lecciones | Bibliografía UCDM


Descorriendo el velo del olvido

La mente es una arquitecta de sueños..sueños que son la representación de sus deseos. Si la mente concibe el deseo de experimentarse como una individualidad, tendrá forzosamente que proyectar un mundo que incluya su existencia separada. Un mundo que le garantice la posibilidad de tener vivencias desde esta identidad especial. Para ello necesariamente tendrá que mantener fuera de la conciencia su existencia en la unidad. De modo que , si bien todos los escenarios que conforman su vida, su historia como individuo, están teniendo lugar en la mente, ésta ha de olvidar su papel como soñadora y lograr una total identificación con el sueño. Esta es una experiencia que el libre albedrío concedido en la creación permite. Es un 'uso indebido' de la capacidad creativa del Ser, una errónea formulación de la realidad en el que la mente se divide en el que sueña y lo soñado y después se disocia de sí misma. Por tanto, se logra el efecto imposible de que el sueño parezca no tener conexión con la mente que lo está soñando. Es lo que en UCDM se explica diciendo que el ego es la creencia de que las ideas abandonan su fuente. Para ello, la 'identidad mente' se ha confundido con una figura soñada, con un símbolo en un mundo de símbolos...todo ello reflejo del deseo de la mente de tener una experiencia de identidad separada. Por ello, en la raíz, en el núcleo de la mente encontramos que la causa de este universo y de nuestra vida como habitantes del tiempo es el deseo de ser especial.
El problema con esta situación es que la mente sufre una contracción que llega a resultarle asfixiante e insufrible. Se condena a vivir en un ambiente intolerable, antinatural, de espaldas al Amor, un mundo de opuestos, un mundo de muerte donde reina el miedo, completamente enajenada de su poder creativo, a merced de circunstancias cambiantes. Y llega un momento en el que el precio que ha pagado por su 'experiencia de separación' le parece exorbitante.
Este es el momento en el que un recuerdo de la unidad que ha sido preservado intacto en la mente comienza a abrirse paso hacia la conciencia..instantes santos, experiencias místicas, una paz que nos brota en medio de nuestras batallas,un anhelo que crece en el corazón de algo que conocimos bien...y después negamos.
La expiación ha comenzado.


Autor:  Susana Ortiz | 23/5/2014    

Compártelo en:
Ver todas las notas

INICIO CALENDARIO DE RETIROS ENCUENTROS GRUPALES ONLINE
SESIONES INDIVIDUALES MULTIMEDIA
Vídeos
Audios
Poemas en vídeo
Notas
Calendario de las lecciones
CONTACTO

 
Desarrollo web - Francisco Mingorance | Hosting - 2gre2 Network